La antioqueñidad también tiene espíritu caribeño


Turbo también es Antioquia a pesar de ser el punto geográfico donde comienza la costa caribe colombiana. Los turbeños somos antioqueños del caribe. No vestimos con ruana y carriel ni nos excedemos en el uso de la letra “s” al hablar, pero guardamos en nuestras costumbres la pujanza y amabilidad que caracteriza a la tierra de la montaña.

Tenemos el privilegio de sentir desde la meza de la cosmovisión afrodescendiente, paisa, indígena y cordobés, somos un abanico de riquezas que demanda de nosotros un poco más de compromiso con nuestro propio desarrollo ya que la ubicación geográfica que ostentamos nos hace parte del corazón de la mejor esquina de América.
Somos antioqueños de corazón y así lo hicieron sentir el 11 de agosto nuestros pequeños, que salieron por las calles de nuestro municipio disfrazados de campesinos paisas, afros y chilapos, e indígenas. Los niños, niñas y jóvenes que participaron en el desfile de la Antioqueñidad realizaron la mejor representación de nuestra cultura afroantioqueña luciendo sus trajes y carrozas con mucha alegría y originalidad.

Dentro del desfile hallamos a la típica “Familia Flores” quienes se trasladaron de la Feria de las Flores en Medellín, para darle un “toque” de creatividad y costumbrismo paisa el desfile en Turbo; así mismo nos encontramos a un grupo de alegres africanos, a una linda damisela española con un guapo galán de Zinbawe, y con distintas personalidades que son quienes hacen de Antioquia un departamento lleno de diferentes razones para trabajar, luchar por el progreso y velar por el desarrollo que garantice un futuro próspero para los afro antioqueños, mulatos y paisas que habitamos en él, donde “el abuelo cascarrabias”, ha aprendido a convivir con mujeres y hombres alegres y trabajadores.

Así es Antioquia lleno de diferencias, de diferentes razones para trabajar de diferentes razones para luchar de diferentes razones para reír, de diferentes razones para vivir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada